fbpx

¿Alguna vez te has preguntado si el sol daña el cabello? O si ¿deberíamos proteger nuestro pelo al estar en una exposición directa y prolongada del Sol?

La parte externa del pelo se llama cutícula y la evidencia muestra que los rayos solares  UVA y UVB  pueden degradar los aminoácidos (Cristina y metionina) de esta capa del pelo, dando como resultado una pérdida del brillo capilar (daño superficial), si el daño es más severo el pelo presenta una textura áspera y hay encrespamiento capilar. 

ACLARAMIENTO DEL COLOR

La exposición solar en exceso puede causar pérdida del color del pelodebido a la radiación solar.  Las personas que tienen tonos oscuros de pelo están más protegidos que las personas con pelo claro o rubio.

Un ejemplo son las surfistas de California que por su prolongada exposición solar tendían a presentar su pelo aclarado de  medios a puntas, de ahí surgen las “mechas californianas”

 

FRAGILIDAD CAPILAR

La radiación solar por rayos UVB puede dañar la capa externa de la fibra capilar de manera directa al degradar un aminoácido llamado Cristina, si el daño es más profundo los rayos UVA dañaran la cutícula generando un pelo con frizz, puntas abiertas o un pelo que se rompa con mayor facilidad.

 

 ENVEJECIMIENTO CAPILAR

La luz solar dañará la piel cabelluda de donde sale la fibra capilar, abajo de la piel cabelluda se encuentra la raíz folicular, al exponernos al sol se genera una mayor cantidad de radicales libres mismos que dañan la raíz folicular causando un envejecimiento capilar, así mismo la luz solar dañará la fibra capilar acelerando su envejecimiento.

 

CABELLO MÁS SECO

La radiación solar también  destruye un fino recubrimiento de grasa que tiene el cabello que es el encargado de dar  un aspecto de hidratación y brillo.

 

¿COMO EVITAR ESTE DAÑO?

  • utilizar medidas de protección físicas contra el sol como gorras, sombreros, sombrillas para evitar exponernos directamente al sol.
  • Hidratar el cabello con mascarillas hidratantes 2-3 veces por semana (depende del tipo de pelo)
  • Utilizar acondicionador de medios a puntas para restablecer la barrera lipídica.
  • Utilizar productos leave on que protejan contra los rayos UVA y UVB